Colegio Paraíso Congregación S.J.S.

Congregación S.J.S.

En Zapotlán el Grande, el 18 de julio de 1901, un ladrón extrajo del sagrario del templo de la Purísima, un copón con Hostias Consagradas. Este doloroso acontecimiento sería el llamado definitivo para que Don Silviano Carrillo se convirtiera en fundador. Hacía tiempo que el Espíritu Santo le había inspirado la idea de una congregación religiosa dedicada a la educación cristiana de los niños y de los jóvenes (especialmente los pobres); y el mismo Espíritu había suscitado entre varias jóvenes los deseos de abrazar la vida consagrada. Así el Siervo de Dios, emprendió la fundación con el fin de amar y adorar a Jesús Sacramentado y darlo a conocer por medio de la educación cristiana a la niñez y juventud.

FIELES AL DEBER.
Fotografía.

El Excmo. Sr. D. José de Jesús Ortiz, Arzobispo de Guadalajara, aprobó y bendijo la obra, y según frase del fundador, “en esa aprobación y bendición vio la de Dios”. El 25 de noviembre de 1904 nació en la Iglesia y para la Iglesia la congregación de Siervas de Jesús Sacramentado. Su lema sería el mismo que hizo vida su fundador: ¡BENDITO SEA DIOS!.

Como la Iglesia en México, la Congregación sufrió la persecución religiosa (1914-1919 y 1926-1935). Las Siervas de Jesús Sacramentado vivieron días de angustia, de pobreza, de huidas imprevistas, de despojos, y muchas de ellas fueron a la cárcel por el delito de su fidelidad a Cristo. El sufrimiento consiguió bendiciones y la aprobación definitiva de la Iglesia para La Congregación. La primera aprobación la recibió el 12 de septiembre de 1907. El decreto laudatorio se lo concedió S.S. Pio XI el 19 de mayo de 1933 y más tarde S.S. Pio XII otorgaba la aprobación definitiva el 17 de Diciembre de 1940.

La Congregación se ha extendido por los estados de Jalisco, Zacatecas, Nayarit, Distrito Federal, Sinaloa, Baja California, Guerrero, Tabasco, Yucatán, San Luis Potosí, Sonora, Chiapas, Chihuahua, y se ha llegado a Estados Unidos del Norte, Guatemala, Perú, Chile y Argentina. Los colegios que actualmente dirige la Congregación, son un servicio a la Iglesia en el campo educacional. Las Siervas atienden a miles de alumnos en torno al Sagrario, las comunidades cumplen su misión de adorar a Jesús Sacramentado, de amarlo y hacerlo amar. La pequeña familia de Silviano, Obispo y Fundador, se ha multiplicado para la gloria de La Sma. Trinidad

previouse: ¿Quiénes somos?.

Galería de Eventos

next: Contáctanos.